Skip to content Skip to navigation

El entrenador del Val Miñor infantil, Manu Hermida, atiende a O Noso Fútbol


Liga Gallega Infantil Sur

Manu Hermida, entrenador del Val Miñor de Liga Gallega infantil
Temporada: 
2016-2017
Delegación: 
Santiago
Provincia: 
A Coruña
Semana: 
39
Año: 
2016

No está siendo una temporada sencilla para el primer infantil del club de Nigrán, aunque eso sí, el equipo está respondiendo a las mil maravillas, con seis puntos de nueve posibles y con la ilusión intacta de hacer algo bonito en cuanto a clasificación, donde la Copa Galicia no es un objetivo prioritario este curso.

- Bueno Manu, inicio de campeonato y el Val Miñor ya se perfila en el pelotón de cabeza, una derrota y dos triunfos.

- Este año el equipo es totalmente nuevo, sube gente del B e hicimos también algún fichaje. En la primera jornada perdimos contra el Coruxo (0-2), pienso que el encuentro era de más diferencia de lo que indica el marcador final, pues ellos tienen más equipo que nosotros este curso. Luego, en Barbadás estuvo todo igualado hasta los últimos veinte minutos, donde logramos sacar el partido adelante. Ya en el último, ante el Moaña, fuimos superiores y lo pudimos plasmar de forma bastante contundente.

- ¿Es el objetivo entrar en Copa Galicia, o este curso estar entre los cuatro elegidos es tarea mucho más complicada para vosotros?

- Yo creo que este curso no vamos a pasar problemas para la permanencia, pero esta generación está creciendo aún y pienso que llegar a jugar entre los cuatro es un objetivo demasiado alto para el grupo. Debemos centrarnos en afrontar los partidos, uno por uno, y a partir de ahí ya se verá donde nos coloca la tabla.

- ¿Hay mucho nivel en la Liga Gallega infantil sur 2016/2017?

- Yo creo que el Celta subió su nivel, tiene un equipazo, quizás el mejor de las últimas campañas. Después, al resto de equipos los veo debilitados, pues el Celta los dejó muy tocados al llevarles a jugadores, pongo el caso del Areosa. En general, la liga perdió nivel aunque el Celta lo ganara.

- ¿A quién ves peleando por entrar en Copa Galicia?

- Pues además del mencionado Celta, yo apuesto por Coruxo, Areosa y Pabellón. Habrá equipos que se lo pongan complicado y seguro que hasta se cuela por el medio alguna revelación. Todavía es pronto para aventurar pero imagino que por ahí irán los tiros.

- ¿Qué equipo te ha sorprendido en este comienzo y de quien esperabas un poquito más?

- Me sorprendió el Bouzas. Jugamos contra ellos en pretemporada y ya me habían gustado y ahora los ves ahí arriba, con siete puntitos. Mirando a los conjuntos que comenzaron con dificultades, pienso que el Arosa SC no estuvo bien en este comienzo, creo que mejorarán e irán a más.

- ¿Cómo es el Val Miñor como club?

- Es una escuela muy importante de la zona sur, con buenas instalaciones y con un grupo humano sensacional. Este es mi octavo año aquí, lo que dice lo a gusto que se está y lo a gusto que se trabaja. La gente que lleva el club sabe de fútbol y no está por intereseses personales como sucede en muchas canteras. Hay seriedad, hay apoyo por parte de todo el mundo, trabajas con el mejor material, no se puede pedir más. Tenemos un montón de equipos, en fútbol-8 hasta cuatro por categoría, lo que habla por sí sólo del gran trabajo desempeñado en la última década, década y media.

- ¿Cuál es la clave principal para que el club esté sitúe entre los 5 mejores de Galicia en cuanto a formación?

- El trabajo y la gente que dirige el club, que son los mismo que lo crearon en su momento. Es gente de fútbol, que sabe de que va ésto y sobre todo aporta la constancia y la seriedad. Se le da mucho valor a la conducta y comportamiento de los niños, a la imagen del club en sí. Todo eso la gente lo ve y lo asimila, lo que lleva a que apuesten por nosotros. Una gente va llamando a otra y poco a poco el Val Miñor fue siendo más y más grande.

- ¿Cómo es el Manu Hermina entrenador?

- Hablar de uno mismo es muy complicado. Soy un técnico tranquilo, no me gusta estar encima de los chavales a cada jugada, me gusta la educación, que no se hagan malos gestos, que se entrene bien por la semana y en cuanto al partido en sí, me gusta que los chavales tengan claro lo que tenemos que hacer, la idea transmitida, luego ellos tienen que improvisar y sacar de dentro, pero es importante que tengan claros cuatro o cinco conceptos básicos con los que me gusta trabajar a mi.

- ¿Nos resumes tu trayectoria en esto de los banquillos?

- Empecé con 19 años en Gondomar. Estuve allí cinco cursos, en los que entrené a benjamines e infantiles, luego me vine a la escuela de fútbol-8 del Val Miñor para con el paso de las campañas dar el salto al fútbol-11, que es donde estoy ahora mismo. Estuve en el cadete y ahora llevo dos temporadas con el infantil de Liga Gallega.

- ¿Qué faceta del fútbol base debemos de preocuparnos de mejorar entre todos?

- Sobre todo darnos cuenta que con niños de 5-6 años no vale para nada el ganar. Hay gente que sale contenta diciendo hoy ganamos. Claro, ganar ganamos pero es que dos niños estuvieron en el banquillo 45 minutos de 50, por poner un ejemplo. Yo voy a ver partidos de enanos y veo eso en bastantes ocasiones, debemos de cambiarlo entre todos.

- La delegación de Vigo está en un momento muy dulce desde mi punto de vista, ¿estás de acuerdo?

- Si, si que lo estoy, además en todas las categorías. Hay muchas licencias aquí y eso es muy importante, además del gran trabajo de formación que se está realizando en muchos clubes desde hace más de una década, esto no fue gratis, esto no apareció por arte de magia de hoy para mañana.

- Un mensaje a esa afición del Val Miñor para que disfrute con la Liga Gallega infantil.

- Decirles que la liga es igualada, bonita y emocionante, que si vienen se lo van a pasar muy bien. Los chicos están en una edad preciosa y lo van a dar todo por defender estos colores y darles grandes alegrías.

- Ya por último, el fin de semana jugáis contra el Areosa, derbi, ¿cómo llega el “Valmi”?

- Bueno, pues llegamos muy bien. Nos hemos demostrado que podemos hacer cosas bonitas, incluso creo que podemos estar más arriba de lo previsto. Sobre todo saber que nos va a costar, que ellos están más hechos y que debemos de pelear a tope para puntuar, eso sí, podemos sumar y lo vamos a dar todo por lograrlo.