Skip to content Skip to navigation

Entrevista a Jorge Gómez Cabanas, coordinador del Ural CF de Santa Lucía


Fútbol Base

El Ural CF es una familia.
Temporada: 
2016-2017
Delegación: 
Santiago
Provincia: 
A Coruña
Semana: 
38
Año: 
2016

El máximo responsable del fútbol-11 verdiblanco atiende la llamada de O Noso Fútbol, dando su punto de vista sobre la entidad, la cual se ha recuperado de forma fulgurante en los últimos cursos, estando nuevamente entre las grandes de Galicia, contando con equipo en Liga Gallega infantil, Liga Gallega cadete, División de Honor cadete y Liga Gallega juvenil.

- Bueno Jorge, comienzo de campaña y las cosas no pueden ir de mejor manera para los intereses del Ural CF, sobre todo en cuanto a los equipos A.

- La verdad es que empezamos bien. El Cadete A fue una pena que no ganara el primer partido, pues lo mereció. Ganó el segundo, contra el Victoria, aunque ese partido fue más parejo. Juvenil A e Infantil A lo sumaron todo, pero bueno, no debemos de dar mayor importancia a todo esto, pues aún van dos jornadas y esto no dice nada. El calendario condiciona, los equipos contrarios todo depende quien te haya tocado, por ejemplo, nuestro Cadete B no tuvo suerte en el inicio, pero ante menudos equipos ha jugado ya, de los que van a pelear por el ascenso.

- ¿Qué objetivo os marcáis para la temporada 2016/2017?

- Los objetivos en general pues son mejorar a los chavales individualmente y que den un paso adelante en su formación. En cuanto a resultados, la temporada pasada queríamos ascender a División de Honor cadete, esta temporada no nos marcamos objetivos primordiales como entonces pero si nos gustaría estar con los equipos cuanto más arriba mejor. Tenemos mucha ilusión con que el Juvenil A pueda dar la sorpresa y ascender, aunque sabemos que contamos con una generación muy joven; nos gustaría que el Juvenil B no se desenganchase de la zona alta por si también pudiese jugar la fase de ascenso a Liga Gallega, mientras que el objetivo de los dos cadetes es la permanencia, más no se les puede exigir. En cuanto al infantil, queremos estar en las seis- ocho primeras posiciones.

- El Depor os llevaba diez jugadores esta campaña, eso también habla por sí solo del gran trabajo que estáis realizando. ¿Os satisface que el Depor os lleve tantos jugadores o preferís que los chavales apuesten por el Ural CF hasta el final?

- Pues la verdad es que somos un club que entendemos eso, no debemos de olvidar de que es una cantera profesional. Claro que es un orgullo que el Depor se nutra de chicos de la casa, eso sí, son sentimientos encontrados, también nos gustaría que siguiesen, pues evidentemente se llevan a los mejores. Ya te digo, es ley del fútbol, nosotros muy contentos de que todo sea así. Ahora nos llevan a Cerfu, con la liga a punto de comenzar, les hace falta y bueno pues nosotros lo entendemos y seguimos trabajando con el resto del grupo.

- Llegabas al club, nuevamente, hace un par de campañas, la cosa no iba del todo bien por entonces, ¿cuál fue la clave del resurgir?

- Bueno, la gestión de la directiva fue fundamental, pues la economía se saneó cien por cien y por ahí es por donde se empieza una casa. A partir de ahí, la escuela de fútbol-8, que había caído un poquito durante un par de temporadas, repuntó. Antonio trabajó mucho para ello y Cholo, Chicho, Pedro Oubiña y gente que ya estaba en la casa también tuvo que currárselo en el fútbol-11. La verdad es que todos formamos un gran equipo de trabajo e intentamos cuidar al máximo todos los detalles. Creo que en el Ural CF había poca gente, era más un problema de número de gente.

- ¿Te sorprendió la fidelidad de los jugadores en este último verano?

- Me dejó impresionado, pues hubo equipos que nos tocaron hasta una docena de jugadores y por suerte no se fue nadie de los que nosotros queriamos que continuasen, pero cuando digo nadie, lo digo alto, claro y orgulloso, nadie. Eso es algo que como trabajador del club te enorgullece porque se ve que confían en un proyecto.

- ¿En qué terrenos de juego estáis entrenando con los diferentes equipos?

- Bueno, nosotros la base la tenemos en Elviña, todos los equipos pasan por Elviña a lo largo de la semana. Además, tenemos horas en Grela-1 y Leyma para poder completar unos entrenos de calidad y que no se entrene como hormigas, todos en poco espacio. Creo que en concepto de instalaciones somos privilegiados, pues el club hace un gran esfuerzo para poder tener el máximo de horas posibles a disposición de los conjuntos.

- ¿Está el fútbol base coruñés en un buen momento?

- Yo veo que vamos progresando en tema de entrenadores, desde el Ural CF también te digo que progresamos en instalaciones, aunque no se si todos los clubes estarán de acuerdo en esto último. Los técnicos están cada vez más preparados y todo eso va a llevar a aumentar el nivel del futbolista. En infatiles y en cadetes pienso que Coruña y comarca no está nada mal, luego en juveniles si que se echa en falta un equipo en División de Honor y más equipos punteros, ahí se forma un medio embudo.

- ¿A qué se debe ese embudo?

- Pues hay muchos fáctores. El primero de ellos es que hay muchísimos equipos y los chavales se dividen entre los conjuntos. Después llega un momento que los chavales quieren jugar todos en categorías altas y bueno no todos entran, en ese momento unos se van a jugar fuera y otros hasta se rinden y dejan de jugar, otros estudian llegado el momento y ya se van para fuera… entonces de los jugadores de calidad empiezan a quedar menos en cada equipo, no siendo suficientes. No hay suficientes jugadores de calidad para tantos equipos, ahí está el principal problema de todo esto en juveniles.

- Desde fuera lo que veo es que se ha ganado mucho uralismo en la ciudad, el Ural CF vuelve a estar de moda.

- Los padres animan mucho, llevan a los chavales a entrenar y dejan trabajar. Siempre hay alguna excepción pero como en todos lo sitios. Todo eso ha provocado una fidelidad y un sentimiento que la verdad no es sencillo de conseguir. Esperemos seguir todos en esta gran armonía y sobre todo que consigamos seguir siendo una gran familia. Pablo y Eduardo, como cabezas visibles en la directiva, los entrenadores, coordinadores, jugadores, padres y aficionados podemos sentirnos muy orgullosos de lo que se está consiguiendo como institución. No quiero olvidarme de destacar la gran calidad de entrenadores, preparadores físicos, preparadores de porteros y fisioterapeutas con los que disponemos, algo que no es sencillo de ver en todos los clubes.

- Ya por último Jorge, háblame un poquito del Español, menuda mala suerte la del curso pasado.

- Lo del curso pasado es lo más increíble del mundo pero es lo que tiene una reestructuración de la categoría. Ser sextos y descender no es sencillo de llevar pero trabajamos para volver a Segunda Galicia cuanto antes y quien sabe si incluso lo podremos lograr esta misma campaña.