Skip to content Skip to navigation

Ana Abascal, una genio anda suelta


Fútbol Base

Ana Abascal ejerciendo de monitora en los campus de Racing de Santander y Sporting de Gijón.
Temporada: 
2015-2016
Delegación: 
Santiago
Provincia: 
A Coruña
Semana: 
34
Año: 
2016

En la tarde de ayer nos hemos puesto en contacto con la joven cántabra, natural de Soto de la Marina y ferviente aficiona al deporte base, sobre todo a lo relacionado con el  mundo del fútbol, donde ya está formándose para dar el salto a los banquillos, siendo segunda entrenadora del equipo benjamín de su localidad natal, Soto de la Marina. A sus 19 años, la niña de oro deja a todos boquiabiertos con sus grandes conocimientos y experiencias vividas.

Parece que fue ayer pero ya han pasado tres años desde que la joven, Ana Abascal, comenzara su seguimiento al deporte base y sobre todo al fútbol, donde se lo sabe todo de los equipos de Cantabria, incluidos los cuatro de División de Honor, competición que la intrigó de forma especial, incluso desplazándose fuera de la comunidad para ver encuentros. “En la última campaña vi todos los partidos del Bansander, a excepción del desplazamiento a Oviedo, al que no pude acudir por tener una boda a la que no podía faltar”.

Tras finalizar sus estudios de Bachillerato con éxito, Ana se matricula en la universidad, decidiendo estudiar Magisterio de Educación Primaria, terminando el primer curso de maravilla y ya pensando en regresar a las aulas en el mes de Septiembre. “Ahora quiero especializarme en Educación Física, pues quiero trabajar en el mundo del fútbol y del deporte y formarme de la mejor manera posible. También estoy apuntada para ser monitora de tiempo libre y el en curso inicial de entrenadora”.

La experiencia de la cántabra ya ha comenzado y su ambición está fuera de toda duda con tan sólo 19 años, demostrando que es una chica sacrificada, luchadora y pasional, como ha demostrado en los meses de verano, pues en vez de irse de vacaciones, tras un curso de éxito, se buscó la vida para poder entrar de monitora en los campus de Racing de Santander y Sporting de Gijón. “Estuve encantada en los dos sitios, lo del Racing ya me pilla al lado de casa, mientras que para lo del Sporting tuve que viajar y estar fuera, siendo una experiencia absolutamente inolvidable y que me encantaría poder repetir el verano que viene”.

A la pregunta de si va a seguir viajando por el norte de España, siguiendo el grupo 1 de División de Honor juvenil, Ana lo tiene claro. “Esta temporada estoy entrenando en la cantera del Marina Sport, al no poseer todavía el título comienzo como segunda entrenadora del equipo benjamín. La División de Honor la seguiré siempre en Cantabria y si el equipo de los niños me lo permite viajaré a Asturias y Galicia como los otros años”.

Precisamente en la tarde ayer, la niña de oro tuvo su primer entrenamiento con el Marina Sport, quedando muy satisfecha y contenta, aunque eso si, los nervios siempre están ahí en los inicios, ya que “estuve un poco alteradilla. Jugaban los juveniles un amistoso contra el Danok Bat del País Vasco y estábamos todos compartiendo campo, unos calentando y otros entrenando y la verdad me impresionó”.

La campaña 2016/2017 volverá a contar con cuatro equipos de la comunidad de Cantabria en la élite juvenil, algo que en los últimos años se está convirtiendo en habitual. “Perdemos al Perines y ganamos al Marina Sport. Yo espero que el Racing pelee por el título. Me dijeron que el Oviedo tiene un gran equipo, con lo que será un rival a batir. No conozco mucho de Depor y Celta, conjuntos de vuestra comunidad, pero tanto con uno como con otro siempre hay que contar, pues son canteras muy potentes, de las que siempre hay que desconfiar. En cuanto al resto de equipos cántabros, yo creo que el Marina Sport tiene que pelear. Ficharon a Sergio, procedente del Bansander, es muy bueno, pero hay que tener los pies en el suelo y saber que se necesitan equipos muy potentes para salvar la categoría. Veo al Marina en parte media, al igual que al Tropezón y al Bansander, apuesto por la permanencia de los tres y por el título del Racing”.

Tras ver en los últimos años el fútbol gallego, Ana lo tiene claro “Depor y Celta tienen grandes equipos todos los años, además, del resto de equipos de vuestra comunidad me sorprende que aunque sean equipos de abajo o de canteras menos conocidas, siempre cuentan con dos o tres jugadores con un nivelón. Por ejemplo en el Alondras estaba Gabri, ahora en el Celta y la temporada anterior Santi Comesaña pasó del Val Miñor al Coruxo, estando ahora mismo en el Rayo Vallecano, en Segunda División, con lo que eso significa”.

Cuando habla de su Racing a Ana se le cae la baba, dejando un hueco en su corazón para el Real Sporting de Gijón, y es que no debemos olvidar que el gran “Manolo Preciado” era miembro de su familia, por lo que “yo me hice muy del Sporting. La gente me dice pero como puedes ser del Racing y del Sporting, a mi me deja tonta esa pregunta, sobre todo cuando hay gente que es del Racing y del Madrid o del Racing y del Barcelona. Yo soy primero del Racing y después del Sporting y llevo ambos clubes muy dentro de mi. Cuando me llamaron para el campus del Sporting no me lo podía creer, fue una alegría inmensa”.

Contándonos la gran experiencia tenida en Mareo, la de Soto de la Marina afirma que le tocaron chicos de La Rioja, a los cuales les cogió un gran cariño. “Me tocó con otra chica de monitora de los niños de diez años. Teníamos nuestra propia Cabaña y eramos las responsables de ellos. Fue todo muy bonito y placentero. Les cogí un cariño enorme a todos”.

Al hablarnos de su Racing de Santander, todavía tiene muy en mente lo ocurrido la campaña pasada en el primer equipo. “La alegría de la última jornada por ser campeones no se vio consolidada en el play off. Parecía que estaba cerca pero no pudo ser. Esta temporada se subieron chicos del juvenil y del filial y a lo mejor cuesta más entrar entre los mejores, aunque yo apuesto a que si que vamos a entrar. Es importante que la gente tome conciencia lo antes posible de que no es lo mismo estar 600 en el Sardinero que 7000, tenemos que apoyar todos para salir de esta categoría tan puñetera, ya que los jugadores necesitan el apoyo”.

Terminando ya la entrevista, nos hemos lanzado a preguntar a Ana de donde le sale está fiebre por el fútbol, y la respuesta fue clara y concisa. “Estaba un día con una amiga y decidimos ir a un entrenamiento del Racing. Fuimos allí y nos pusimos a hablar con todo el mundo y había unos padres que nos decían que sus hijos jugaban en el Racing y que jugaban ese fin de semana, entonces sin saber nada ni nada fuimos a ver el partido ese y a partir de ese partido comencé a buscar por internet que liga era esa, contra quien jugaban, de donde eran los equipos...un poquito de todo. Comencé a ir a ver, todos los fines de semana, uno o dos partidos de base y así fueron pasando los años hasta llegar aquí”.

A la pregunta de cual fue la mejor experiencia que le ha dejado los viajes futbolísticos y el fútbol en sí, la cántabra no duda al afirmar que “lo mejor son las grandes amistades que pude hacer en este tiempo. He conocido a jugadores, entrenadores, directivos, padres… y les he hecho entrevistas, otra de mis pasiones. A partir de ahí me han ido conociendo, los chicos las rtwiteaban y me iban siguiendo otros a través de Twitter, al final vas conociendo a todo el mundo y todo el mundo se porta genial conmigo”.

Para finalizar, Ana nos recuerda como comenzó a viajar viendo la élite juvenil y saca su garra para defenderse de quien la tildó de chaquetera, “comencé siguiendo los partidos del Perinés. Fue en un viaje a Gijón, en la primera jornada tras la Navidad de la temporada 2014/2015. Fue todo gracias a unos padres magísimos, que me lo ofrecieron y como tenía muy buena relación con ellos y me sentía a gusto pues comencé una experiencia que me llevó a seguir todos los desplazamientos de la temporada hasta el final. Al curso siguiente me sucedió lo mismo pero en el Bansander y desde la jornada 1, entonces fui a todos los desplazamientos del Bansander, a excepción del viaje a Oviedo, pues tenía una boda a la que no podía faltar. Yo soy del Bansander, del Marina, del Trope, del Racing, del Perinés y de todos los equipos de la comunidad que estén en División de Honor, eso si, la gente tiene que entender que a la hora de hacer los viajes me tengo que adaptar e ir con padres que conozca y me den su confianza. Esta temporada tengo ya algunos ofrecimientos y todavía no se con que equipo viajaré o a quien seguiré en los desplazamientos. Antes de seguir al Perinés a partir de aquel Enero, realmente mi primer viaje fue al final del curso 2013/2014, pues cuando comencé con lo de los campus pedí permiso para viajar con el Bansander a Gijón, se jugaban la permanencia en la penúltima jornada y me permitieron ir con ellos”.

Pues ya lo saben señores, un ejemplo para la vida, una genio anda suelta. Por ahora sólo son 19 primaveras, imagínense el futuro que le espera a esta gran luchadora y amante del deporte, trabajadora, sacrificada y estudiante modelo, con las ideas súper asentadas y teniendo muy claro que en la vida cualquier sueño puede hacerse realidad si te encargas de luchar y no darte por vencido en nada. Yo lo tengo claro y no puedo dejar de escribirlo para cerrar estas líneas ¡¡¡¡¡Me impresionas enana!!!!!