Skip to content Skip to navigation

Pablo Fernández, director de la escuela del Atlético Coruña Montañeros, responde a las preguntas de ONF


Fútbol Base

Pablo Fernández, en su etapa de jugador, vistiendo los colores del Montañeros CF.
Temporada: 
2015-2016
Delegación: 
Santiago
Provincia: 
A Coruña
Semana: 
31
Año: 
2016

Pablo Fernández, director de la escuela deportiva del Atlético Coruña, atiende, con mucha amabilidad, la llamada de O Noso Fútbol. “La clave de todo esto la tuvieron los chicos de aquellas primeras generaciones que apostaron por nosotros en el momento más complicado y cuando era casi imposible hacerlo”.

- Lo primero Pablo, cuéntale a los aficionados cómo es el proyecto del Atlético Coruña Montañeros, ahora ya con deuda cero.

- La verdad es que todo surge cuando una persona amante de todo esto, Luis Cousillas, decide dar el salto al fútbol coruñés, ya que le apetecía un proyecto en la ciudad. Ahí surge la idea del Atlético Coruña. Luis se reúne con gente de su confianza y entre ellas está Alfredo, directivo de Montañeros, que le explica como está el “Monta” en ese momento, y le dijo que si podían hacer algo en común. Los meses pasaron y poco a poco se fueron cimentando las bases para poner en marcha lo que hoy es el Atlético Coruña Montañeros.

- Por lo que sabemos ya, el Atlético Coruña Montañeros es una realidad 100%, pues ya no tiene ningún tipo de deuda, liquidó todo lo del antiguo Montañeros y ya se aceptado el cambio de nomenclatura en la Federación, imagino Pablo, que un orgullo haber conseguido eso en tan solo dos temporadas.

- Está claro, es un mérito muy grande del presidente y la junta directiva. Yo llevo año y medio por aquí y a nivel institucional este club está funcionando genial, es casi imposible que haya más orden y más control en todo. Ellos siempre tuvieron muy claro que el primer objetivo era saldar todas las deudas y a partir de ahí, continuar creciendo para ser un club ejemplar y de categoría.

- ¿Es muy importante que todo lleve ya el nombre de Atlético Coruña Montañeros?

- Es importantísimo. Nació la escuela de fútbol-8 del Atlético Coruña, a su vez nos hicimos cargo del Universidade senior y del fútbol-11 del Montañeros CF. Todo eso comenzó de cero y aunque en la teoría todo era lo mismo y además literal, la gente de fuera se hacía mucho lío. El objetivo era aguantar hasta poder fusionar todo de manera oficial, ahora por fin ya somos el Atlético Coruña Montañeros, algo que nos hará crecer, pues a su vez, toda la gente de A Coruña y de Galicia vio que nacimos y supimos sufrir desde la seriedad y la serenidad.

- ¿Donde estuvo la clave de todo esto en un principio?

- Para mi la clave del éxito fueron aquellas primeras generaciones del Atlético Coruña que apostaron por nosotros, que tuvieron la valentía de apostar por algo nuevo. Con la competencia que hay en la ciudad, no fue nada sencillo sacar adelante un equipo de prebenjamines, dos de benjamines y dos de alevines. A su vez, fue cuando se llego al acuerdo para hacernos cargo del fútbol-11 de Montañeros y del senior del Universidade, para que todo fuese un club único. Los equipos estaban muy limitados por entonces y poco a poco fuimos haciendo cositas, hasta poder estar donde estamos hoy, que es con los tres equipos principales en Liga Gallega y con el senior en Primera Autonómica.

- ¿Que proyecto os gustaría alcanzar con el conjunto senior?

- Nosotros queríamos llegar a Primera Autonómica porque ya es una categoría en la que hay un mínimo de nivel. A partir de ahí queremos llegar a una liga acorde a nuestras posibilidades y que nos permita dar una salida de garantía a los chicos de juveniles. La Regional Preferente puede ser un primer paso, pero tampoco nos queremos volver locos, no queremos el ascenso si o si, cueste lo que cueste. Vamos a dar pasitos serios y si podemos ascender este año bien, sino lo hacemos; esperaremos en Primera Autonómica, una competición también muy bonita.

- Metiéndonos ya en la campaña 2016/2017, como ves al Infantil A, ¿qué se encontrará Galicia con este Atlético Coruña?

- Bueno, el objetivo es la permanencia. Las hornadas que van subiendo no están tan trabajadas como nos gustaría o con tanto número de chicos como nos gustaría, pues estamos empezando como escuela, hay mucho que trabajar y mucho camino que recorrer aún, pues hemos tenido que reforzarnos con diferentes chicos de fuera de la casa. Estos primeros años tendremos un poco de deficit en esos aspectos, por lo que el objetivo será permanecer en Liga Gallega y dar impulso deportivo a chavales que creemos que tienen potencial. Nos reforzamos bastante bien y creo que no vamos a pasar apuro para permanecer.

- ¿Que nos puedes decir del equipo cadete de Liga Gallega?

- Pues es una generación en la que tenemos depositadas grandes esperanzas, pues son unos chicos muy fieles a Montañeros y a pesar de todos los problemas que han pasado estos años, ellos siempre han estado ahí y apostando por el "Monta" y ahora por el Atlético Coruña Montañeros. Son la última hornada del antiguo Monta y llevan mucho tiempo formándose juntos. Por otra parte, llegaron retoques, que en caso de que se adapten bien al club pueden permitirnos soñar. Cuando digo soñar me refiero a estar en la parte alta. Aunque nosotros tenemos los pies en el suelo y sabemos que lo importante es la formación, a nadie le amarga un dulce poder competir entre los mejores. Llega un entrenador como Rogelio, que le apetecía este proyecto y estamos muy ilusionados, tanto nosotros con él, como él con nosotros.

- Y para el juvenil A vuelve Juan Subirán, ¿qué me dices de la plantilla de “El Mago”?

- En el equipo juvenil hemos logrado mantener a gente importante de último año. Para nosotros que se quedara gente como Sobrino, Michael o Pedro, pues es algo excepcional, ya que son chicos que nos ayudan muchísimo, fundamentales para nosotros. Los chavales que suben del juvenil B también son importantísimos, pues llevaban en el Monta mucho tiempo, pasa algo similar que con la generación del Cadete A. A su vez, nos hemos reforzado muy bien y esperamos todavía uno o dos fichajes más.

- En cuanto al fútbol-8, lograbais un milagro con aquellos cinco equipos iniciales, pero es que ahora mismo puede que saquéis diez en el curso 2016/2017, impresionante.

- Es una cantidad de equipos que te da muestras de lo que se ha trabajado. Por si fuera poco, estamos hablando de equipos de cierto talento y de cierta calidad, para los cuales hemos traído entrenadores muy cualificados. Apostamos por gente que apueste de verdad por enseñar. Queremos que el jugador aprenda de fútbol pero sobre todo, innegociable, que aprenda a ser deportista. Nosotros no queremos ganar por encima de todo, ni mucho menos. Nosotros queremos ganar como nosotros buscamos, con la forma de hacerlo correcta, a base de valores, de formación y de ser competitivos, ahí si seremos exigentes.

- Una persona que ha llegado al Fabril como tú, ¿qué le dices a estos chicos que luchan por su sueño?

- La peculiaridad de todo, desde mi punto de vista, es que todo pasa por el trabajo, ser constantes viniendo a entrenar, respetar al entrenador, divertirse con responsabilidad… a partir de ahí se puede aspirar a todo. Que nadie se crea que por llegar a una División de Honor, o a una Liga Nacional, va a tener las puertas abiertas de la élite. Eso es mentira, un niño debe de estar donde estén los mejores técnicos, deben mirar menos a las categorías que disputan y mirar más al técnico que los entrena, pues es quien más les impulsa. Nos encontramos a veces con casos increibles, de chavales que van a un club por jugar una categoría, luego llegan allí y ven que el técnico apuesta por un fútbol totalmente opuesto a sus características. Un futbolista debe de buscar clubes que apuesten por ellos, por sus características, por su nivel. A partir de ahí empezarán a crecer y deberán esforzarse por tener dedicación, esfuerzo, sacrificio y diversión.