Skip to content Skip to navigation

Álex Abilleira, entrenador del Alondras de División de Honor juvenil, habla para ONF


División de Honor Juvenil

Álex Abilleira, técnico del Alondras.
Temporada: 
2014-2015
Delegación: 
Pontevedra
Semana: 
45
Año: 
2014

El técnico nos habla, entre otras cosas, de como le está yendo a su equipo en este inicio de campeonato, además de resumir su carrera futbolística y de decirnos como está viendo la División de Honor juvenil 2014/2015, categoría en la que no hay encuentro sencillo, sobre todo para los conjuntos que no son trasatlánticos.

Álex Abilleira es el entrenador del Alondras de División juvenil, conjunto recién ascendido, que está realizando un comienzo de competición por encima de lo esperado, pues de terminar hoy el campeonato permanecería en la categoría una campaña más.

- Háblanos un poquito de tu trayectoria en el mundo del fútbol.

- Cierto día comencé a sospechar que podría ser cierto eso que tantas veces había escuchado de que este juego es de naturaleza colectiva. En el mismo momento en el que comprendí la asociación del juego con lo colectivo supe –como no podía ser de otro modo- que no haber caído en la cuenta de ello años antes tenía una consecuencia irremediable, no podría aplicar al juego este descubrimiento personal si no era ya –por desgracia para mí- desde otro lado, el serio, el de la enseñanza.

Comencé hace algo más de cuatro años poniendo en práctica esta idea de base en unos vestuarios que conocía muy bien, los del colegio Sagrado Corazón de Pontevedra. Ese equipo alevín me dio muchas alegrías y me situó verdaderamente en el desconocimiento sobre esta labor que nos ocupa, estaré siempre por esto en deuda con ellos.

Pasé la temporada siguiente a formar parte del AJ Lérez, período tan lleno de dificultades como de elementos de enriquecimiento. Con mucho orgullo puedo decir que guardo bonita amistad con gente que me acompañó ese año.

Caería por O Morrazo la siguiente campaña. Los enfrentamientos en mi primera temporada como entrenador con la Escuela de Fútbol Moañesa me crearon inquietud por la forma de ser de los chicos de esta zona. Quería vivirlo. Fueron casi dos los años en el Club Deportivo Moaña, temporadas de emociones fuertes y gran desgaste. Compatibilicé esta labor con la llevanza de equipos de la Escuela de fútbol Moañesa. Jugadores y allegados de uno y otro club forman parte de mi vida ahora mismo, algo que me llena de alegría. Del mismo modo me une amistad con algunas personas responsables en ambos clubs. Al tiempo, tuve el honor de estar presente como entrenador en los primeros pasos del CED Cotobade, club al que sigo y del que guardo cariño. Tengo también la suerte de contar entre mis aprecios con los que guardo a varios jugadores que me acompañaron en el At. Marcón el pasado año.

No olvido a ningún jugador ni cesa mi estima por ellos. Nombrar casos especiales estaría de más, quienes han de saberlo ya lo saben.

Volví a casa una vez todo terminó pensando que mi aventura en O Morrazo había terminado. Fernando Quinteiro, coordinador del Alondras CF, se puso en contacto conmigo para ofrecerme el Juvenil División de Honor que ahora defiendo con mucho orgullo. Estoy muy agradecido tanto a él como a la dirección del club por la oportunidad que han puesto en mis manos. El Alondras CF es el presente y futuro ahora mismo para mí.

- ¿Eres ex jugador?

- No, soy ex maljugador. Confiaba demasiado en mi pie izquierdo como para escuchar a quién me aconsejaba. Me arrepentiré siempre de no haber podido comprender en su momento cuál era el camino para pelear por la posibilidad de disfrutar de este juego en algún estadio superior al vivido.

- ¿Cómo es el Alondras CF como club?

- Es la asociación deportiva más organizada en el que he puesto mi esfuerzo como entrenador hasta el momento. Se trata de un club ambicioso, en el que las personas que lo dirigen, empezando por Luís el Presidente, se implican al máximo para que el Alondras CF no deje de crecer y semana tras semana todo funcione a la altura de sus ilusiones. Estamos hablando de una organización en la cual cada cuestión que hago llegar a la dirección deportiva tiene respuesta rápida y de elaboración organizada en apenas unos minutos. El club camina hacia la modernidad y el cuidado de los valores, quizás sea el momento de ampliar la zancada y aprovechar el impulso de un momento de relativo esplendor que no siempre aparece.

- La campaña pasada conseguíais un histórico ascenso, ¿se vivió mucho en O Morrazo?

- No estaba en el club la pasada campaña, pero conociendo el carácter de la masa social de O Morrazo estoy seguro de que no han podido vivirlo de otro modo que celebrándolo con la pasión identificable de la zona. De lo que sí tengo constancia es que este hecho no es sino el escaparate de algo más profundo e importante, y es que la temporada pasada la base del Alondras CF experimentó un crecimiento cuantitativo y cualitativo remarcable, me consta que hay una idea en el horizonte sosteniendo cada decisión diaria desde hace unos años y comienza a verse algún resultado que hay que valorar en su justa medida.

- ¿Crees que el fútbol base gallego goza de buena salud?

- Soy un habitual en la asistencia a entrenos y partidos de equipos de base al margen de los que dirijo. Veo entrenadores cada vez más preparados y de los cuales trato de aprender, veo chavales con notable capacidad de ejecución técnica y que cada vez manejan más palabras relacionadas con el fútbol y me preocupa que crean que con ello han llegado al juego en sí mismo y a su complejidad o simplemente ni se lo cuestionen, me parece inquietante la ejecución sin comprensión verdadera del hecho futbolístico. Veo además un aura preocupante que rodea al juego en el momento en el que se celebra en exceso la victoria, creo que nos estamos equivocando. Hay jugadores con gran capacidad en nuestro fútbol base, siempre los ha habido, pero habitualmente faltan conceptos generales de formación.

- ¿Por dónde pasa, desde tu punto de vista, una buena formación?

- Para mí, es imprescindible una estructura organizacional que reoriente la tendencia que antes he comentado. Creo que el jugador-persona es lo más importante, a partir de ello todo lo demás. El fútbol base gallego ha de prepararse organizativamente, ha de abrir sus ojos y dirigir la vista hacia otras culturas de formación, lejanas (Ajax de Ámsterdam) o próximas (FC Barcelona, Athletic Club, Real Sociedad…) y extraer ideas que nos ayuden a establecer un horizonte dotado de sentido y basado en el individuo, no en la victoria. Hemos de preocuparnos de formarnos para formar y de establecer una cultura organizativa al margen de los resultados inmediatos.

- Háblanos de tu vestuario.

- Son los mejores. Cada vez que llego a mi vestuario y veo a los jugadores que tengo la suerte de dirigir todo ese esfuerzo que los entrenadores de base hacemos y que tan mal recompensado en algunos aspectos está, cobra sentido la suma de horas de dedicación semanal. Me siento orgulloso de ellos y espero saber compatibilizar el mantener un nivel de exigencia en la enseñanza alta para con ellos con la gestión de los aprecios. La distancia justa es el objetivo.

- ¿Qué estilo de fútbol te gusta para tus equipos?

- Por supuesto va con mi compañero Antón Gamallo (otra de mis suertes) y conmigo un estilo de trabajo que pretendemos llevar a cabo y un tipo de personas que más compatibles que otras con ello.

La realidad dice que ha de ser adaptado este estilo a la naturaleza de los jugadores que dispones cuando tu trabajo consiste en sacar rendimiento al grupo que ponen en tus manos, ya que ese estilo ha de garantizar a cada jugador el ofrecerle oportunidad de interacción de su entidad personal con el proyecto de grupo. De esta interacción nace una filosofía, de la que partiremos y a la que regresaremos siempre, un ideario.

El modelo de juego, su desarrollo, nacerá de la conjunción del estilo de equipo y del ideario al servicio del juego y a través del mismo. Dada su naturaleza compleja, tendrá siempre carácter dinámico, su expresión nunca será completa. Mis equipos juegan a algo que evoluciona más o menos equidistante entre la naturaleza de los jugadores y mi visión futbolística.

Dicho todo esto que te servirá de poco Álvaro… ¡Ja! En mi equipo todos atacan y todos defienden, las ideas en cada jugador han de llevar la marca de lo colectivo, el pase es nuestra más importante herramienta de lenguaje y el dominio del espacio imprescindible.

- ¿Cómo ves la División de Honor juvenil en el curso 2014/2015?

Habida cuenta de que habla el entrenador de un equipo acabado de llegar a esta categoría del máximo nivel, nuestra visión está condicionada por la dificultad de asumir de golpe una disciplina semanal, un nuevo modo de entender a los rivales siendo conscientes de su capacidad aumentada de hacer daño en relación con la experiencia futbolística de este vestuario, un nuevo nivel de exigencia en definitiva. La veo tan difícil como estimulante, están los mejores y eso es algo que observamos cada fin de semana en esta competición.

- ¿Y a los equipos de nuestra comunidad?

- Álex en el Val Miñor, Humberto en el Porriño, Sotelo en el Pontevedra, De Dios en el Celta o José Ramón en el Deportivo –así como sus equipos técnicos- están haciendo un trabajo sobresaliente. Gozan entre sus filas de jugadores de mucha calidad que guiados por estos entrenadores están siendo altamente competitivos

- ¿Qué conjunto te sorprendió positivamente?

- Los mejores minutos de fútbol en lo que va de temporada se los he visto hacer al Rácing de Santander de Alberto Ateca.

- ¿De quién esperabas más?

- Sé que la pregunta no solicita la siguiente respuesta, aun así diré que de mí, en la preparación del partido frente al Val Miñor. Con perdón.

- En cuanto a vosotros, sois un conjunto recién ascendido, ahora mismo estáis fuera de la zona de descenso, ¿podemos titularlo como prometedor inicio?

- El inicio de competición ha estado por encima de las expectativas que en el período previo al comienzo la gente estimaba. Dicho esto, cada lunes nos aseguramos de que este vestuario sepa cuánto tenemos de aprendices y qué poco de qué presumir. Sabemos a dónde queremos llegar y en eso estamos, no hablamos aquí de algo inmediato, tenemos hambre de ser mejores. La circunstancia del descenso la consideramos unida a nuestra propia naturaleza esta temporada, la aceptamos y tomamos con naturalidad. Tenemos mucho juego y muchas relaciones que encontrar como para pararnos cada dos días con una calculadora.

- ¿Cómo afrontáis el encuentro del fin de semana ante el Porriño Industrial?

Nosotros tenemos que hacer las cosas de un modo muy próximo a nuestra mejor y más alta capacidad actual para acercarnos a competir a cualquier equipo de esta liga. Conocemos la fortaleza competitiva del equipo de Humberto, menuda temporada vienen haciendo esos chicos... Encontrarnos con la máxima dificultad el sábado no será una sorpresa para nosotros.

- ¿Qué jugadores te han llamado más la atención en lo que va de temporada?

- Es fácil señalar a dos o tres de los grandes equipos de la liga con esa tremenda capacidad de crear daño en el rival, jueguen en la línea que jueguen, pero apuesto por la capacidad de sorpresa que tienen en mí cualquiera de mis jugadores en los entrenamientos cuando encuentran el juego, su juego.

- ¿Te animas con un once de la liga?

- El nuestro del sábado que viene.

- Ya la última y sin ánimo de polemizar, ¿con quién estás en el tema del carnet de entrenador, con Paco Jémez o con Zinedine Zidane?

- Lo que de verdad me preocupa es que quienes hemos pasado años de estudio y exámenes, con horas de dedicación obligatoria diaria y otras tantas o más de voluntaria, desarrollemos nuestro trabajo con una alta exigencia contextual y todo ello no se corresponda en una contraprestación justa. Tanto a Jémez como a Zidane le agradezco muy buenos ratos frente al televisor y deseo que tengan suerte.

- Muchas gracias por portarte tan bien con nosotros y por atendernos siempre con tanta amabilidad.

- No puedo hacer otra cosa de tratar de ser todo lo agradecido que debo con vosotros. Estimo vuestro trabajo y personalmente Álvaro te doy las gracias por esas palabras cargadas de ánimo cuando a veces se hace el silencio.

- PRÓNÓSTICO PREVIA JORNADA

Llano 2000- Depor-----------------------------

Pabellón – Tropezón---------------------------

Perinés- Lugo-----------------------------------

Pontevedra-Veriña-----------------------------

Celta- Sporting---------------------------------

Val Miñor-Oviedo------------------------------

Alondras-Porriño------------------------------

Astur- Racing Santander----------------------

¡Ya quisiera yo saber lo que va a ocurrir en un encuentro! Prefiero mantenerme al margen de los pronósticos…

- Enfrentamiento de la jornada: Por desgracia no puedo acudir al Val Miñor – Oviedo…

- La sorpresa de Álex: No hay equipo que no pueda hacer daño en esta competición.

- Partido con trampa para: Alondras CF.